Saltar al contenido
Inicio » Blog » Cómo limpiar tu plata

Cómo limpiar tu plata

cómo limpiar la plata La caja azul Joyas

Hoy quiero enseñaros unos truquillos muy fáciles para limpiar todas las piezas de plata que tengáis en vuestra casa.

La plata que utilizamos en joyería lleva una aleación de cobre, esa parte de cobre es la que produce que la pieza se oxide con ese color oscuro tan característico de la plata envejecida.

Todas tenemos anillos, colgantes, pendientes.. que quedan olvidados en el cajón y cuando queremos volver a recuperarlos están sucios.

limpiar joyas de plata
Antes
limpiar joyas de plata
Después

Por eso hoy os daré unos trucos muy prácticos para que podáis limpiar joyas de plata y dejarlas con el aspecto ideal para volver a lucirlas, de forma fácil y segura.

Conocéis La famosa frase ¿es mejor prevenir que curar?

Sin duda es muy acertada ya que, en la mayoría de las situaciones, la prevención es tu mejor aliado. La forma en la que guardas tus joyas puede evitar tener que “curarlas”

Te recomiendo tener tus joyas bien guardadas, alejadas de la luz y el polvo, esto ayudará mucho a su conservación.

Lo ideal para conservarlas es guardarlas en bolsitas de algodón ,aislando tus piezas de joyería unas de otras. Si no disponemos de bolsitas de algodón, otra opción son las bolsitas de plástico con cierre zip.


Hay que tener en cuenta también que es muy importante no llevar tus joyas puestas cada vez que vayas a realizar una tarea como limpiar con productos químicos, cocinar, etc, esto que parece tan obvio, no siempre se cumple!

Evitar el contacto de tus piezas con estos productos te ayudará a conservar mejor tus joyas. Úsalas sólo cuando sea el momento adecuado.

Si a pesar de todo, el inevitable paso del tiempo provoca estragos en tus piezas de joyería, no te preocupes, hay solución.

Los cuidados que se les puede hacer periódicamente a tus piezas se basan en una limpieza con agua y jabón.

Lávalas individualmente para que no se rayen entre sí. Procura que, si tienen otros materiales como cuero o madera, no se mojen o se mojen lo menos posible secándolos rápido en el momento que se produzca.

Después, seca la pieza con un paño suave, el lavado como el secado tienen que ser siempre de forma cuidadosa para evitar rayar las piezas, hay que tener cuidado con los cierres, ya que el contacto con el agua podría deteriorarlos y eso daría serios problemas a la hora de utilizarlos.

Aquí el truco del abuelo para limpiar plata! y es que mi abuelo era joyero, también mi tío , mi tío abuelo y el tío de mi abuelo 🤣 así que algún truquillo de oficio llegó a mi.

Para limpiar joyería de plata que se queda negra con el paso del tiempo, solo necesitáis:

  • Un cepillo de dientes muuuy suave, es importante para no rayar la plata.
  • Pasta de dientes y
  • Bicarbonato de sodio.

Simplemente tienes que frotar la pieza con la mezcla de pasta, bicarbonato y agua. Cuando termines aclarala bien y secala si frotar con un paño suave. Una vez seca puedes sacarle un poquito de brillo con una toallita específica para plata, aunque no es indispensable.

cómo limpiar joyas de plata
Mezcla de bicarbonato y pasta de dientes
cómo limpiar joyas de plata
Frotar suavemente

Si tienes una pieza que ya se ha puesto fea, amarillenta, ennegrecida…. Existe un método interesante que consiste en utilizar un recipiente preferiblemente de cristal.

Colócale dentro papel de aluminio, coloca la joya dentro del recipiente, tocando el papel de plata.

Haz una mezcla de bicarbonato, sal y agua hervida.

Una vez disuelta la mezcla en el agua, viértela sobre las joyas a recuperar. Déjalas como diez minutos en remojo y luego con un paño que no sea abrasivo, límpialo con cuidado.

Si la primera vez no quedan a tu gusto, tal vez debas repetir la operación nuevamente, es cuestión de paciencia.

Por último añadir que si la pieza tiene un acabado satinado, podría frotarse con un estropajo verde de cocina, procura que sea bien fino.

Con una cucharadita de bicarbonato, es muy efectivo y quedara bien, dejando claro que solo debe hacerse en piezas satinadas o mate, sin ningún tipo de brillo.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.